fbpx
Esencia Estética Bilbao

Postparto

Muy buenos días.

Ha sido un año muy raro, y no se si por la edad, o porque este año ha sido tan loco para todos… Me he dado cuenta que muchas chicas de mi alrededor se están quedando embarazadas o pensando en tener niños, y me he parado a pensar en todos esos cuerpos que sufren tantos cambios y en cómo recuperar la figura después de ello.

Disfrutar del embarazo y tener un bebé es algo muy especial y bonito. Sin embargo, una vez que nuestra rutina se acomodó al nuevo integrante de la familia, queremos recuperar la figura y el cuerpo que teníamos tan solo un año antes.

Subimos de peso, la piel se estira, retenemos líquidos, nos hinchamos… Todo es normal durante el embarazo. El problema es volver a vernos espléndidas una vez que nace el bebé.

Se sabe que la etapa de postparto requiere de un gran esfuerzo. No es un momento fácil, ya que se juntan las nuevas ¨obligaciones¨ sumado al hecho de enfrentarse en muchos casos a mil dudas relacionadas con el cuidado, el sueño y la alimentación del recién nacido.

Vamos a especializarnos un poco en la parte estética que es recuperar la normalidad en el cuerpo.

¿Cuáles son las consecuencias más frecuentes?

En un embarazo con un aumento de peso promedio de 10 kg. Se producen modificaciones inevitables en el cuerpo de la mujer. Una de las consecuencias más comunes es la aparición de várices en miembros inferiores por el enlentecimiento del retorno venoso. Existe también la posibilidad de la aparición de estrías y de debilidad de la pared muscular abdominal. Aún en un embarazo perfecto, queda adiposidad localizada que es rebelde de reducir en el post parto. Además, pueden aparecer manchas en la piel del rostro. Estas modificaciones son las más importantes y comienzan a deteriorar el cuerpo a medida que el aumento de peso es cada vez mayor.

¿Qué es la conocida diástasis abdominal?

Como os decía, durante el embarazo, los músculos abdominales sufren una distensión. Por este motivo, tras el parto los músculos se resisten y puede aparecer la diástasis abdominal.

Esta patología consiste en la separación de los músculos rectos del abdomen como consecuencia de esa distensión y el consiguiente daño en los tejidos que unen esos músculos. La importancia de estos músculos radica en que son los encargados de mantener el organismo erguido, hacer posible la flexión del tronco, además de intervenir en la respiración. También se puede ver afectado en este proceso el suelo pélvico.

El abdomen durante el embarazo sufre un aumento muy rápido de su volumen, lo que puede dañar el tejido fibroso que une los músculos. La diástasis abdominal consiste en la separación de estos músculos.

. Sus consecuencias son…

Descolgamiento y flacidez de la zona, molestias abdominales, disfunciones del suelo pélvico: incontinencia urinaria, prolapso y dolor pélvico.

¿Cuándo podemos comenzar a realizar tratamientos estéticos en nuestro cuerpo para mejorarlo?

No hay una fecha exacta en la que se puedan comenzar los tratamientos. Cuando ya se ha producido, en general, un acomodamiento en la vida familiar, el bebé se encuentra sano y nosotras más relajadas. Es en ese momento cuando la mujer comienza a prestarle atención a su cuerpo y desea recuperar la belleza previa.

¿Se pueden realizar tratamientos estéticos durante el período de lactancia?

Sin duda si, no todos, pero te menciono alguno de los que sí se pueden realizar:

Bodyter para la remodelación corporal, reducir el contorno de la figura y reafirmar la musculatura.

Indiba (radiofrecuencia) para tratar la flacidez y celulitis de las piernas y el abdomen.

¿Qué vamos a conseguir con el tratamiento de postparto con INDIBA?

En primer lugar y más importante es recuperar el metabolismo anterior al parto, así como la figura que tenía.

Reducir parte de la grasa acumulada especialmente en zonas muy concretas.

Reducir las estrías acumuladas.

Reafirmar y recuperar la antigua estructura de los pechos.

Recuperar el tono muscular anterior al parto de la zona abdominal y de los glúteos, así como eliminar la flacidez producida por este.

Recuperar la elasticidad de la piel y tonificar los músculos ya que después del parto la piel del abdomen presenta mucha flacidez.

En caso de partos con cesárea se busca una rápida mejora de la cicatriz y su reducción en la mayor medida posible.

Todo esto se consigue ya que Indiba permite el correcto funcionamiento del organismo a nivel celular produciendo una bioestimulación desde el interior del tejido al exterior. Y como consecuencia obtenemos los siguientes beneficios:

Aumento de la producción del colágeno y elastina (reafirmación y compactación de la piel).

Mejora la hidratación y nutrición del tejido.

Aumento de la circulación sanguínea (mejora en piernas cansadas).

Aumenta la circulación linfática (drenaje y eliminación de retención de líquidos y toxinas).

¿Qué conseguiremos con el bodyter?

La termoestimulación biactiva ofrece una doble acción para modelar el cuerpo y tonificarlo. Multiplica la acción de la termoestimulación a través de la combinación simultánea de la aplicación de calor a través de placas y la estimulación eléctrica. Esta sinergia de técnicas es altamente beneficiosa para eliminar la piel de naranja, remodelar el cuerpo, definir contornos, normalizar la superficie cutánea y tonificar a nivel muscular

Por todo esto, si estás pensando en recuperar la figura después de un parto, o te planteas tener hijos, alguien cercano lo acaba de tener… etc.

No dudéis en poneros en contacto con centros especializados en la estética como es el caso de Esencia para estar en las mejores manos y así conseguir volver a tener esa silueta o incluso mejorar la anterior al parto.

Como siempre un placer, hasta pronto.

0 Comentarios

× ¿Cómo podemos ayudarte?