fbpx
Esencia Estética Bilbao

Masajes Manuales

Muy buenos días, en el día de hoy quiero hablaros sobre algo que parece que se va olvidando y que hay que seguir teniendo en cuenta, los masajes reductores manuales.

Muchas personas presentan ciertos problemas al reducir unos centímetros de contorno, grasa acumulada, eliminar la flacidez, la celulitis… A pesar de llevar una alimentación sana y equilibrada y realizar deporte regularmente, para eso sirven los masajes reductores.

Con estos masajes recuperarás la forma de tu figura y además recibirás otros beneficios para tu salud.

En este caso nos centraremos en los masajes realizados con las manos.

La belleza viene con un precio, los masajes reductores aplican técnicas fuertes e intensas, lo que quiere decir que no es terapia relajante.

Esto se debe a que los movimientos a utilizar deben generar el calor y la presión necesaria para poder disolver los depósitos de grasa acumulados, a veces por años, en varias zonas del cuerpo.

El objetivo principal de los masajes reductores es moldear tu silueta al mover tu masa muscular y las grasas que se han mantenido estáticas dentro de tu cuerpo.

Los movimientos y técnicas del masaje reductor ayudan a intensificar la circulación y el metabolismo local, a reabsorber las grasas e incrementar el consumo de calorías debido al aumento de la actividad motora.

Es muy importante que el masaje reductor se acompañe de una dieta y ejercicio para obtener resultados e intensificar los efectos, ya que el masaje reduce medidas no peso.

Un tratamiento con varias sesiones logra alcanzar la tonificación y afirmación del tejido adiposo, dando consistencia al cuerpo y ayudando a la eliminación de celulitis.

En las mujeres, las zonas que más se trabajan son: abdomen, cadera y brazos. En los hombres, principalmente son: abdomen y zona pectoral.

¿Cuáles son sus beneficios?

Una de las zonas con más problemáticas es la abdominal, es la parte del cuerpo más difícil de definir. No es algo que se reduce y mantiene solo con ejercicios; alrededor del 60% de tu aspecto depende de una buena alimentación.

Los masajes reductores pueden ayudarte a complementar tu dieta y ejercicios para acelerar los resultados de tus esfuerzos y moldar tu piel y músculos de manera más eficiente.

Veamos un poco sus beneficios y lo que nos pueden aportar a nuestra figura y nuestra salud.

1. El primer beneficio de los masajes reductores para el cuerpo es que permiten moldear la figura. El constante movimiento de las manos sobre la piel, además de movilizar la grasa, permite que el cuerpo vaya adoptando la forma que dibujan los masajes. Por esta razón, los masajes reductores son capaces de sacar cintura y distribuir la grasa uniformemente.

2. Otro de los beneficios de los masajes reductores para el cuerpo es que permite reducir medidas corporales. La grasa localizada al ser expulsada por el sistema linfático ayuda a perder centímetros en brazos, caderas, abdomen y muslos, ayudando a la persona en la pérdida de peso y disminución del grosor de michelines y cartucheras.

3. Mejorar la apariencia de la celulitis es otro de los beneficios de los masajes reductores para el organismo. La presión de las manos sobre la piel ayuda a presionar las células grasas que forman la piel de naranja. Esto permite, además de moldear la zona tratada, romper los adipocitos para que la grasa viaje hasta el sistema linfático y luego sea expulsada.

4. Ayudan a mejorar la apariencia de la piel y la hidratan. Como este tratamiento estético es realizado con aceites esenciales, la piel se nutre a medida que la persona recibe el masaje, luciendo con el tiempo más suave, brillante y lisa.

5. Acelera el metabolismo, lo cual es fundamental para aumentar el ritmo de quema de grasas.

6. Beneficia al sistema cardiovascular, linfático y digestivo.

7. Puede tonificar los órganos internos.

8. Facilita la depuración y desintoxicación a través de la vejiga, los intestinos y la piel.

9. Ayuda a disminuir la proporción de cortisol, una de las hormonas del estrés que, además, aumenta el volumen de la grasa corporal.

10. Alivia los calambres y la tensión muscular obtenida por ejercicios recientes.

Un consejo…

Es muy recomendable beber mínimo dos litros de agua antes y después del tratamiento, por este medio eliminaremos gran parte de la grasa. Además, es necesario llevar una dieta sana y equilibrada para que los resultados sean más efectivos. Para contribuir a la eliminación de toxinas y activar la circulación linfática se aconseja un paseo de al menos 30 minutos.

¿Cuáles son las contraindicaciones a tener en cuenta?

Las contraindicaciones se refieren a aquellos factores que pueden incrementar los riesgos involucrados al tratar ciertas partes del cuerpo, por ejemplo, al ejercer demasiada presión o al masajear excesivamente un área, podría producir una inflamación en la piel sensible o en el tejido muscular.

Las contraindicaciones se clasifican en absolutas y relativas:

ABSOLUTAS:

Situaciones en las que definitivamente no se debe realizar un masaje:

- Cuando el paciente presenta síntomas de fiebre.

- En personas bajo los efectos del alcohol o estupefacientes.

- En caso de enfermedades infecciosas de la piel (virales o bacteriales).

- Si el paciente presenta inflamaciones agudas.

- Cuando en la zona a tratar hay presencia de venas varicosas (casos avanzados).

- En caso de quemaduras graves que hayan afectado gran parte del cuerpo.

- Cardiopatías en general (taquicardias e hipertensión arterial).

- Enfermedades hemorrágicas, tumorales y cancerosas.

- Traumatismo con herida abierta, fracturas y fisuras.

- Miembros con artritis infecciosa.

- Artritis reactivas en fase aguda (reumatismos).

- Después de una cirugía.

- Pacientes con ganglios inflamados.

- En pacientes con cáncer no se les puede realizar drenaje linfático.

- Alteraciones circulatorias (flebitis, linfangitis, trombosis, embolias y arteriosclerosis).

- No se recomienda realizar drenaje linfático si existen inflamaciones agudas o si se padecen enfermedades malignas, ya que con el masaje las células degeneradas, los virus y las bacterias podrían ser desplazadas por el sistema linfático y diseminarse por todo el organismo.

- Se desaconseja en caso de hiperfunción de la glándula tiroides.

- Pacientes con hipertensión grave o descontrolada.

- Cuando se padece de problemas renales.

- Insuficiencias coronarias.

RELATIVAS:

Las contraindicaciones relativas hacen referencia a las situaciones en las que el masaje se puede practicar bajo ciertas indicaciones, para no causar en el paciente en la profesional algún daño colateral. Por ejemplo:

- En caso de cualquier tipo de intervención quirúrgica (por ejemplo, una cesárea) deberán trascurrir seis meses antes de someter al individuo a una sesión de masaje.

- En caso de quemaduras leves, se puede omitir la zona afectada.

- Pérdida de sensibilidad en la zona.

- En los casos de agotamiento excesivo o deshidratación.

- Alteraciones de la piel: eczemas, soriasis, verrugas, etc.

- Tener en cuenta que algunas cremas o aceites pueden afectar a personas alérgicas.

- Casos de hipersensibilidad cutánea.

- Durante los tres primeros meses del embarazo. Luego de ese periodo, solo se aplica el masaje en posición sentada o recostada lateralmente con técnicas suaves evitando zonas de las vértebras lumbares, el vientre, el tórax y zonas de reflejo.

- Periodos digestivos.

- Insuficiencia hepática.

¿Con cuántos masajes reductores se empiezan a ver los resultados?

Por lo general, un mínimo de 4 a 5 sesiones será suficiente para notar resultados, pero al final dependerá del tipo de grasas que tengas acumuladas y las zonas en las que se ubiquen. Puedes comenzar con sesiones más ligeras y suaves y aumentar la intensidad a medida que te acostumbres. Todo dependerá de lo que pautes con el profesional que te haga el diagnóstico previo.

¿Cuándo se recomienda realizar los masajes reductores?

Se recomiendan estos masajes para personas con leves problemas de sobrepeso o personas que tienen problemas con acumulaciones de grasas y líquidos (independientemente de si son esbeltas o no). Normalmente, se menciona que es mejor recibirlos en ayunas, para ayudar a activar el metabolismo para el resto del día.

No se debe depender de los masajes reductores para bajar de peso o mantener la tonificación del cuerpo; se debe complementar con ejercicios y una dieta correcta.

¿Para qué sirven?

El objetivo principal de los masajes reductores es moldear tu silueta al mover tu masa muscular y disolver los depósitos de grasa acumuladas en varias zonas del cuerpo.

Además, también ayudan a remover la celulitis y los líquidos y toxinas retenidas en el cuerpo, así que no solo te ayuda a reducir tallas y deshacerte de rollitos indeseables, también ayuda a limpiar los órganos internos de tu piel.

Recuerda, antes de empezar con cualquier tipo de tratamiento tienes que acudir a tu centro de confianza, que te hagan una valoración inicial, que expongas cuáles son las zonas que te preocupan, qué es lo que quieres mejorar, cuál es tu estado de salud actual y tus rutinas diarias, etc. Siempre ponerte en manos de profesionales, en Esencia, uno de los beneficios es que se dispone de nutricionista y medicina estética para complementar y llegar antes a tus objetivos.

Espero que os haya servido de ayuda y ahora que viene le veranito viene fenomenal conocer un poco todas las opciones de tratamientos ya sean con o sin aparatología para ponerte en forma y lucir un cuerpo más sano y bonito.

Como siempre un placer y un saludo.

0 Comentarios

× ¿Cómo podemos ayudarte?